¿Afectan las altas temperaturas a los vuelos?

Del mismo modo que los factores climáticos pueden hacer variar nuestros planes o afectar en actividades que vamos a realizar en nuestra vida diaria, el temporal repercute en los vuelos. Como ya te comentamos en este blog en referencia a volar cuando hay heladas, hoy te vamos a explicar qué sucede cuando vamos a viajar en avión con altas temperaturas. No cunda el pánico, recuerda siempre que estás en uno de los medios de transporte más seguros que existen.

¿Pueden los aviones volar con calor extremo?
Para responder a esta pregunta, primero tenemos que entender cómo funciona en situación normal el espacio por el que se traslada el avión.
En una cotidiana, el aire es denso y durante el despegue, el avión con su velocidad empuja al aire y se produce una fuerza que le hace progresar. Cuando hace calor extremo, las moléculas de ese mismo aire se separan, por lo que la fricción es menor y la fuerza de sustentación, también.

Esto es un inconveniente porque, cuando se tiene menos fuerza para despegar, se necesita más longitud de pista para tomar la fuerza.

¿Y si sucede en pleno vuelo?
Es posible que en pleno vuelo, se atraviesen zonas de calor extremo. Para ello, se bajará la altitud del avión para buscar una zona con más densidad y que el medio estabilice su sustentación en el aire con normalidad.

¿Nosotros lo notaríamos?
Debemos confiar que estamos en un transporte seguro y volando con profesionales que controlan su trabajo a la perfección. Por lo que, probablemente, nosotros notaríamos las mínimos repercusiones. De ser el caso, solo debemos mantener la calma, ya que ellos siempre velarán por nuestra seguridad.

¿Puede llegar a cancelarse un vuelo por las altas temperaturas?
Sí, y ya ocurrió en la pasada estación de verano que, en un intervalo de dos días, se tuvieron que suspender 50 vuelos en Phoenix (Arizona) al registrarse la cuarta temperatura más alta desde que se registran las de la zona.

El motivo de la suspensión de los vuelos es por propia seguridad. En el caso que comentamos, se llegó a considerar que podrían alcanzar hasta los 49 grados. No es un peligro de daños en el propio avión, sino físicamente, que tiene más dificultades para despegar y efectuar el trayecto. Hay en ocasiones que podría resultar imposible que llegase a despegar.

Generalmente, es difícil que ocurra, pues las máquinas están preparadas para poder desplazarse.

¿Afecta en todos los aviones por igual?
No, hay ciertos modelos que están preparados para mayor temperatura, depende de cuál sea. Por eso, es responsabilidad seguir las indicaciones de seguridad que dan los fabricantes.

¿Cuál es la temperatura máxima con la que puede despegar un avión?
Dependiendo del modelo de avión, disponen de unas temperaturas u otras. Por ejemplo, si se hace referencia a modelos como los que ya suspendieron los vuelos en Arizona, la máxima son 50 grados a nivel del mar. Pero si hablamos de España, no existe ningún aeropuerto que esté completamente al nivel del mar, por lo que la temperatura siempre será un poco inferior.

¿Puede suceder en España?
No es imposible, pero sí es muy complicado que suceda, ya que las temperaturas deberían ser muy altas y esta no es una zona que cuente con ellas.

Volar sigue siendo uno de los métodos más sencillos para poder desplazarnos por todo el mundo. Pero también, más seguro. Por eso, siempre apuesta por aquello que te dé tranquilidad. Aunque surjan imprevistos, los mejores profesionales saben cómo trabajar a tu favor. Como en We Park, que solo pensamos en ti y en vigilar tu coche como tú lo harías, con el mejor cuidado e implicación. Cuando vuelvas a tierra, tendrás todo bajo control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *