viajar primera clase

Las ventajas de viajar en avión en primera clase

Estamos acostumbrados a ver en las películas las diferencias entre viajar en primera clase o en turista en avión. Pero hoy os traemos las diferencias que podemos encontrar en las aerolíneas que vuelan desde el Aeropuerto del Altet.

Diferencias entre turista, de clase ejecutiva y de primera clase

En primer lugar, vamos a diferenciar entre volar en turista, clase ejecutiva y primera clase, aunque estamos más familiarizados con los pasajes de turista.

Cuando compras un billete de turista tendrás a tu disposición un asiento de turista, que no será tan amplio y cómodo como los que encontramos en primera clase. De hecho, las diferencias entre las medidas de asientos pueden variar entre 72 a 86 centímetros de amplitud de asiento y aproximadamente entre 43 y 84 centímetros de espacio para las piernas. Si el vuelo va a durar entre 1 y 3 horas, bueno podemos soportar estar en asientos más pequeños, pero si el viaje es más largo es para pensarse bien el tamaño de los asientos.

En la clase de turista los enchufes están mucho más limitados y en muchos casos no se cuenta con acceso a wifi, mejor no hablar de los obsequios como bolsa de cortesía con artículos personales o la calidad del entretenimiento disponible. Todo esto está mucho más limitado y, en determinadas aerolíneas, es inexistente en clase turista.

Cuando decimos clase ejecutiva a la mente nos vienen un sin fin de hombres y mujeres trajeados con maletín que toman un vuelo por negocios. Tal vez sea así en las películas, pero en la realidad es un billete de avión que mejora considerablemente las condiciones con respecto a clase turista. Desde la calidad de las bebidas que se sirven durante el vuelo, pasando por la comida servida en platos de porcelana con cubiertos de verdad, nada de plástico, hasta asientos convertibles en cama. Sin ir más lejos, los asientos tienen amplitudes que pueden llegar a los 87 centímetros y un impresionante metro y medio para estirar relajadamente las piernas durante el vuelo.

Algunas aerolíneas con el billete clase ejecutiva te da la oportunidad de ponerte un chofer en la puerta del aeropuerto para llevarte a casa, pero si viajas en turista y aterrizas en el Aeropuerto del Altet, WePark cuenta con servicio de recogida de pasajeros en el aeropuerto y traslado hasta el parking, donde tu coche ha permanecido bien cuidado durante tu viaje.

Viajar en primera clase para muchos es un lujo, para otros un placer y para unos pocos es su primera y única opción a la hora de comprar un billete de avión. Lo normal es ver a famosos de toda índole, como futbolistas, actores u otros personajes públicos bien acaudalados viajar en primera clase. Además de las ventajas inimaginables como el trato y servicio de azafatas exclusivo, bebidas de primeras marcas, platos que algunas aerolíneas cuidan de acercarse a la calidad de un restaurante Michelín y asientos que más que asientos son tan cómodos como el sofá de tu casa, sumale una sobredosis de lujo al más puro estilo Hollywood.

Viajar en primera clase es más que un vuelo es una experiencia con todo tipo de lujos, donde se cuida cada detalle y te hacen sentir único.

Servicios que ofrece la primera clase antes de embarcarte

Igual que la clase ejecutiva, los afortunados que pueden viajar en primera clase disponen de un servicio de chofer que les recoge en casa y te deja en la puerta del embarque. Además, te permite facturar con mucha más rapidez, ahorrandote las colas que el resto de mortales tienen que soportar, así como eliminar todos los riesgos de overbooking, ya que estas cosas no pasan en primera clase. Por supuesto, ponen a tu disposición a una persona que cargue con tus maletas y se encargue de la facturación, de tal forma que viajar se convierta en un auténtico placer.

Todo ello conlleva un precio. Los billetes de turista, dependiendo del vuelo, la aerolínea y el destino, tendrán uno u otro precio, pero puedes encontrar billetes por 50 euros hasta 300 euros para viajar por Europa. Sin embargo, los billetes de clase ejecutiva triplican o cuadruplican los precios de la clase turista y aquellos billetes de primera clase se pueden encontrar entorno a los 1000, 2000 o 3000 euros, no aptos para todos los bolsillos.

Lo importante es que si quieres viajar, no importa si tienes más o menos presupuesto, es que las aerolíneas te dan distintas opciones para recorrer el mundo y no quedarte con las ganas de conocer esa ciudad romántica de ensueño como París o disfrutar de las calles y la historia de ciudades como Berlín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *